Experiencia del candidato: 10 consejos para garantizar la satisfacción en el proceso de selección

La atracción, selección y contratación de nuevos profesionales son actividades casi rutinarias para las áreas de Recursos Humanos, por eso mismo es necesario pensar en la experiencia que las personas viven a lo largo de todo este proceso.


Al día de hoy existen procesos que llevan demasiado tiempo, lo que puede ser agotador tanto para Recursos Humanos, como también para los candidatos. Muchas personas terminan por darse por vencidas y buscan otras oportunidades, lo que impacta negativamente a la empresa al perder un posible gran talento. Ofrecer una buena experiencia también implica optimizar los procesos para mejorar la imagen de la empresa.


10 consejos para ofrecer una mejor experiencia al candidato


Para facilitar el proceso de selección, te compartimos 10 consejos básicos que te ayudarán a brindar una experiencia positiva a tus candidatos:


1. Utiliza la tecnología para facilitar el registro a la vacante


El proceso de selección comienza en el momento en que las personas se inscriben, pero hay procedimientos que dificultan este registro, lo que provoca mucha frustración. Por tanto, facilitar la creación de páginas de carrera donde se publiquen las diferentes vacantes es un paso fundamental. Estas publicaciones deben contener sólo la información más relevante para el puesto, evitando saturar de información.


Piensa en la mejor manera en que puedes obtener la información que necesitas, sin pedir a los candidatos que llenen formularios larguísimos y tediosos. Una buena idea es crear un sitio web propio para recibir postulaciones, aunque también existen sitios web ya creados que te pueden ayudar.


La tecnología avanza cada vez más rápido y te permite optimizar estos procesos. Olvídate de modelos de contratación arcaicos y ofrece una experiencia diferente.


2. Anuncia empleos con información clara


Parece obvio, pero en ocasiones no lo es: es muy común ver anuncios de empleo muy complejos. Además es importante compartir lo estrictamente necesario para que una persona pueda validar si se ajusta al perfil o no, cualquier otra información termina siendo innecesaria.


Por ejemplo, poner que buscas personas con habilidades de comunicación y trabajo en equipo se vuelve irrelevante puesto que son competencias que todo el mundo dice tener y que además tú podrás validar una vez iniciado el proceso.


Si colocas demasiada información en un anuncio de empleo puede provocar que personas talentosas no se postulen al encontrar confusa la publicación, o considerar que no hacen fit con algún punto.


3. Divulga el objetivo y propósito de tu empresa


Dar a conocer a las personas que se postulan el propósito que persigue tu empresa es de gran importancia. Es una forma de mantener dentro del proceso de selección a los profesionales con mayor compromiso y que se identifican más con ese propósito.


Hoy en día, las empresas que muestran interés por el bienestar de las personas y sus propios objetivos tienen una mejor reputación y son más respetadas. Por tanto, mostrar el propósito de tu empresa para que los candidatos sientan que trabajarán en un entorno que busca marcar la diferencia es una gran idea.


4. Información oportuna


Seguramente alguna vez participaste en un proceso de selección en el que la respuesta se tardó demasiado o simplemente no llegó. ¿Cómo te sentiste? Definitivamente no viviste una buena experiencia. Por eso dar una respuesta en el momento oportuno, incluso para quienes no avanzarán a las siguientes etapas es necesario.


Las personas que esperan semanas para recibir un nuevo contacto se sienten frustradas y decepcionadas, mucho más que si recibieran información avisando que no continúan en el proceso.


No hay plazo fijo para esta comunicación, puede ser de manera semanal, por ejemplo. Esto puede parecer agotador, pero si creas plantillas de correos electrónicos en las que solo edites el nombre de la persona y el proceso, ahorrarás mucho tiempo.


5. Cumplir el horario


La planeación lo es todo, en cualquier ámbito. Por eso, tu proceso de atracción y selección debe estar bien planeado y ejecutado para ofrecer una buena experiencia a las personas, sobre todo en lo que respecta al tiempo. Si programaste una entrevista o un assessment en un día y hora específicos, sé puntual. No hagas esperar a las personas, es una falta de respeto.


Sabemos que siempre surgen imprevistos, ¡somos seres humanos!, así que una buena recomendación es establecer un margen de tiempo tanto para el candidato como para la empresa, de hasta 20 minutos por ejemplo. Y no excedas ese tiempo.


6. Tener un buen ambiente para la entrevista


La entrevista cara a cara (o call to call) es uno de los momentos más importantes del proceso de selección. Es en ella donde el candidato y la empresa se conocerán mutuamente, así que piensa cómo puedes crear una experiencia positiva.


Piensa que el ambiente suele ser tenso para la otra persona, puede estar nerviosa y frustrada por otros procesos fallidos, estos sentimientos pueden ser todavía más difíciles para personas más introvertidas o que pueden tener ansiedad. Sonreír, mostrar interés, hacer contacto visual y en general hacer sentir cómoda a la otra persona puede marcar toda la diferencia.


7. Una una plataforma de atracción y selección


La tecnología es tu aliada en todos los procesos de RRHH. Por ello, contar con una buena plataforma de atracción y selección de talento es esencial para que el proceso se desarrolle de forma rápida y asertiva.


Una buena herramienta tendrá filtros para ver qué candidatos tienen las habilidades necesarias para participar en el proceso. Así se evita la pérdida de tiempo.


Además, es posible programar el envío de mensajes a los candidatos que fueron aprobados o no, agilizando la retroalimentación. Esta herramienta optimizará todo el proceso y también proporcionará una mejor experiencia a las y los candidatos, porque dará agilidad.


8. Personalizar la comunicación


Los candidatos que vayan avanzando en las fases del proceso de selección deben ser comunicados de forma personalizada. Después de todo, recibir una respuesta que da la impresión de haber sido enviada a todo el mundo puede ser bastante molesto. Las personas se sentirán como una más. Y eso no es lo que quieres.


Por lo tanto, personaliza tus mensajes y el contacto que tienes con esa persona, brindadno un feedback personalizado. Esto marcará la diferencia.


9. Muestra testimonios de los talentos de su empresa


¿Tienes un clima laboral digno de presumir? ¡Hazlo! Tu proceso de atracción y selección puede ser aún más atractivo si seleccionas testimonios de colaboradores que hoy viven una experiencia positiva en tu empresa y compártelos con tus candidatos.


De esta manera lograrás que las personas se sientan aún más motivadas para trabajar en tu empresa. Hay empresas que incluso facilitan llamadas en vivo entre colaboradores y candidatos donde estos últimos pueden hacer preguntas sobre lo que significa trabajar en esa empresa.


10. Monitorea la experiencia del candidato


Este paso se puede realizar analizando la cantidad de personas que continuaron en el proceso de selección o que desistieron, ya sea por la falta de retroalimentación o porque el reclutamiento es demasiado largo. Es una forma de mejorar la experiencia. Realizar una encuesta de satisfacción al final del proceso es una muy buena herramienta para comprobar cómo se sienten los candidatos.


Ahora que ya conoces algunos tips, ¡Es momento de ponerlos en práctica! ¿Cuáles otros ya están aplicando en tu empresa para mejorar la experiencia de sus candidatos?


Por cierto, ¿Sabías que muchas empresas fusionan el proceso de atracción y selección con el de onboarding? De esa manera crean una experiencia positiva, fluida y atractiva.


Conoce más tips y herramientas en nuestro próximo taller online: Onboarding Exitoso.




Versión libre del artículo original de Solides: https://blog.solides.com.br/experiencia-do-candidato



6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo